Descripción del proyecto

Reforma integral de local para cafetería

En un pequeño local de la céntrica calle Carranza de Madrid, se ha ejecutado esta reforma integral para la puesta en marcha de un negocio de cafetería «Cupcakería». Este hecho singular de servir cupcakes de diminuto tamaño marcó esta reforma integral basada en un proyecto en el que se primaba lo estético.

El trabajo se realizó en dos fases, una primera demolición, que dejó un local casi diáfano, y una segunda fase de reforma integral, interiorismo y decoración.

El hecho más singular de esta reforma ha sido sin duda la colocación de un mosaico de vidrio en formato hexagonal en  colores amarillo y blanco, los cuales se van degradando de mayor a menor intensidad según se aleja o acerca a la zona de mesas.  Con ello se pretendía  que el color amarillo estuviese en la zona de las mesas y que el blanco predominase en el mostrador de las Valentinas para que destacase su variado colorido. El grosor de las teselas, de tan solo 4 mm de espesor, permitió que se instalase sobre varías superficies, sin necesidad demoler paredes ni suelos existentes, reduciendo así tiempos y costes de ejecución.

Bien es cierto, que una vez comenzó la actividad del local y dada la rugosidad de las teselas del suelo se optó por sustituirlas por una tarima de madera clara, lo que en cualquier caso no perjudicó la luminosidad del local.

Mobiliario hecho a medida

Para romper con el diseño, se eligió un mobiliario hecho a medida. Las mesas fueron creadas con madera reciclada que aportaba calidez y textura al local. Las sillas se adquirieron en El Rastro de Madrid y lijaron y pintaron de diferentes colores ellos mismos. Los techos altos les hicieron pensar en una forma divertida de jugar con la iluminación  y para ello colocaron unas lámparas redondas que potenciaban aún más el lugar de fantasía.

Mikra Reformas de interiores también ha ejecutado  Cub de Sac, no te la pierdas